Historia de la educación en Chile

La educación ha sido uno de los más constantes temas de preocupación nacional, está involucra a toda la población del país. Desde los primeros tiempos este tema generó algunos debates y doctrinas. Si retrocedemos en algunos años Chile tuvo dos grandes conquistadores, Diego de Almagro y Pedro de Valdivia, desde un principio estos vinieron a evangelizar a las personas en la fe cristiana, debido a que España en ese entonces era un país muy católico.

Durante el descubrimiento y la conquista de Chile se crean las primeras escuelas para indígenas o naturales, pero en estas solo se les enseñaba el idioma y la fe cristiana. Aquí nos podemos dar cuenta que la educación en Chile no comienza con la idea de que la personas se formen íntegramente, sino que su finalidad era que los indígenas pudieran entenderlos al momento de darles ordenes. Para la iglesia católica educar a los indígenas era como un obra de caridad, donde quedaban bien con Dios, en ese entonces los encargados de educar eran los sacerdotes y posteriormente las monjas.

En la Patria vieja se crea el instituto nacional, en 1813 y 1942 se separan los estudios superiores de los secundarios, naciendo así la Universidad de Chile.

Durante el periodo de la reconquista de España se clausura el Instituto Nacional. Para luego ser reabierto en el siglo XIX, por O’Higgins.

José Miguel Carrera es el primero en proponer que las mujeres debían educarse. Esta educación la impartirían las monjas, pero estas imponían requisitos monetarios, los cuales no eran alcanzados por mujeres comunes y corrientes las cuales no podían acceder a educarse, con esto no se lograba lo que quería José Miguel Carrera, ya que el deseaba que todos tuvieran acceso a la educación, tanto hombres y mujeres.

Para que una persona laica pudiera hacer clases debía pasar por un sin-números de requisitos del cabildo uno de estos era no haber ejercido trabajos con las manos, es decir, nunca haber desempeñado algún oficio donde trabajase con las manos, por ejemplo cosechar  y aunque pasaran todos los requisitos la iglesia siempre tenía la última palabra y uno de sus requisitos era tener sangre limpia y venir de una familia bien constituida.

Luego de un tiempo en esta época colonial se incorporo a la educación otras disciplinas, pero estas eran enseñadas de manera memorísticas. Aquí se da a conocer un término que deslumbraba lo que sucedía en las salas de clases el cual era "la letra con sangre entra y a fuerza de repeticiones corales".

Darío Salas en época republicana decía que la enseñanza memorística debía cambiar.

 

|

Comentarios

Esta bien pero creo que falta informacion !!!! :c
Responder

k rika la educasion en xile :D<3

Responder

k wea te paza con la educasion xilena xhuxhetuamare te vay en puraz falacias caeza de xanxo

Responder

Manita arriba si te gusta el comentario de arriba (y) -.-

Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar